bradicinesia

Bradicinesia: sobre esta característica del Párkinson

La bradicinesia es uno de los síntomas asociados a la enfermedad de Parkinson. Se caracteriza por la lentitud de los movimientos. Por supuesto, para que esta lentitud sea considerada como un síntoma de esta condición ha de compararse con la agilidad habitual del paciente y tener en cuenta su edad. Es habitual que a medida que se envejece la velocidad disminuya progresivamente sin que esto suponga el padecimiento de una enfermedad. ¿Cuáles son sus síntomas? Desde CRF Montigalá, expertos en fisioterapia y rehabilitación en Badalona te lo contamos.

Los síntomas de la bradicinesia

El síntoma característico de la bradicinesia es la disminución en la velocidad de los movimientos en general. Por un lado, puede sentirse que las acciones que antes se realizaban con rapidez ahora son más lentas, llevando más tiempo del habitual. Por otro lado, la persona percibe que el tiempo de reacción desde que su cerebro da la orden de realizar un gesto hasta que se produce es inferior al habitual.  

El hecho de que los movimientos sean lentos no necesariamente implica la presencia de una enfermedad. Es posible que se den otros factores que motiven la pérdida de motilidad. Por ejemplo: el envejecimiento, la falta de descanso, un periodo depresivo, el cambio de las estaciones, el estrés y otros muchos. Como se comentó al principio, aunque pueda relacionarse con el párkinson, no debe hacerse una asociación directa hasta que un médico analice el caso.

Efectos de la bradicinesia

La bradicinesia tiene una serie de efectos negativos en quien la padece. El enlentecimiento motor puede deberse a una causa médico-fisiológica o psicógena. En ambos casos conlleva aspectos adversos, tanto funcionales como emocionales. Estos son algunos de los problemas a los que se enfrentan las personas con bradicinesia:

  • Pérdida de autoestima. Uno de los efectos negativos de la dolencia es la pérdida de autoestima. A medida que los movimientos se hacen más lentos aparecen sentimientos de tristeza. En ocasiones hay personas que no comprenden la situación y pueden llegar a bromear con el asunto, generando malestar en el afectado.
  • Problemas laborales. También puede ocurrir que quien lo padece vea cómo su capacidad para trabajar se reduce. Esta situación podría conllevar la pérdida del empleo y del medio de sustento.
  • Accidentes. Algo peor que todo lo anterior es que podría darse el caso de un accidente grave. Por eso, dependiendo del grado que se padezca podría recomendarse no efectuar ciertas actividades o no conducir.

Abordar la bradicinesia

No es posible combatir la bradicinesia sin abordar el tema que la causa. Por lo tanto, el primer paso es encontrar la razón que se esconde tras la dolencia. Una de las razones podría ser un problema a nivel psicógeno. Episodios depresivos, la falta de sueño, algunas enfermedades mentales, el estrés o la ansiedad pueden provocar alguno de estos episodios hasta que la situación mejore.

También existe la posibilidad de el padecimiento tenga una causa neurológica, una alteración del sistema nervioso, como bajos niveles de dopamina o la desmielinización de las neuronas motoras, que terminan por perder parte de la velocidad de trasmisión. Dependiendo de la enfermedad neuronal, el tratamiento recomendado para cada caso será clave para superar la bradicinesia.

Un caso más de por qué podría ocurrir la pérdida de velocidad en los movimientos es la administración de ciertos medicamentos o sustancias. En esta situación es imprescindible que el médico esté informado por si ve conveniente un cambio de tratamiento o esperar a la finalización de este.

En la unidad de la enfermedad de Parkinson de CRF identificamos y tratamos los síntomas de esta enfermedad degenerativa. En la medida de lo posible, tratamos de minimizar los daños y ralentizar su desarrollo. Entre estos daños estaría la bradicinesia, presente en muchos de los casos y que se agudiza a medida que la dolencia avanza. Ante cualquier síntoma que pudiese delatar la aparición de la enfermedad es importante ponerse en contacto con un experto que analice el caso y haga una evaluación correcta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MONTIGALÁ CENTRE DE RECUPERACIÓ, S.L. como responsable del tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu participación a nuestro blog informativo. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad

LLÁMAME
+
¡Llámame!
Call Now Button