fbpx
recuperacion operacion menisco

Rotura de menisco: Recuperación tras una operación

Las personas que han padecido en algún momento de sus vidas una rotura de menisco pueden decir sin duda alguna que es una de las más molestas y lentas lesiones en cuanto a su recuperación.

Desde CRF Montigalá os explicaremos en qué consiste esta lesión, cómo es la recuperación de esta y cómo la fisioterapia puede ser de ayuda en estos casos.

¿Qué es el menisco?

Los meniscos son estructuras fibrocartilaginosas que se hallan en la cara interior de la articulación rotular, es decir, de la rodilla.

Existen dos meniscos, uno interno y otro externo, los cuales tienen una forma semilunar. El menisco interno es más abierto y también más susceptible de romperse

Ambos meniscos se fijan a la superficie de la tibia, uniendo esta con la rodilla amortiguando los impactos y distribuyendo la fuerza de carga que se ejerce sobre la rodilla.

La fuerza de carga suele orientarse hacia el menisco interno, por lo que las rotaciones y movimientos de la rodilla pueden provocar que se comprima o cizalle el menisco y acabe rompiéndose.

¿Cuáles son los síntomas de una rotura de menisco?

Para conocer los distintos síntomas de la rotura de menisco es importante definir que existen, a grandes rasgos, dos tipos de rotura de menisco dependiendo de sus posibles causas: Roturas traumáticas o roturas degenerativas. Las primeras suelen producirse en meniscos jóvenes, mientras que las segundas se dan en meniscos más viejos, pasando más desapercibidas.

Síntomas de las roturas de menisco de origen traumático

Los principales síntomas de una rotura de menisco son los siguientes:

  • Intenso chasquido en la rodilla tras la rotura
  • Dolor moderado que se intensifica al apoyar y mover la pierna y al presionar el foco del dolor.
  • Inestabilidad al caminar.
  • Imposibilidad para poder utilizar la pierna dañada para desplazarse.
  • Inflamación de la rodilla.
  • Bloqueo en el movimiento y limitación en la flexo-extensión.
  • Derrame de líquido articular, el cual deberá extraerse mediante punción (artocentesis).

Diagnóstico de la rotura de menisco

Como en el caso de otras lesiones del sistema musculo esquelético, en primer lugar, el experto tendrá en cuenta los síntomas descritos por el afectado, procediendo a una exploración física, y en algunos casos, la realización de pruebas de diagnóstico por imagen tales como una radiografía o resonancia magnética.

La cirugía para la reconstrucción del menisco

En algunos casos, la rotura del menisco precisa de un tratamiento quirúrgico que actualmente se puede realizar de forma mínimamente invasiva, denominado artroscopia de rodilla. Este procedimiento se realiza sin necesidad de abrir la rodilla.

Recuperación tras una operación de menisco

El tiempo de recuperación tras una operación de menisco variará en función del tipo de lesión, del propio paciente y del tipo de tratamiento.

Es muy importante iniciar la rehabilitación lo antes posibles para evitar que la articulación se debilite y pierda masa muscular. Así mismo, trabajar la zona favorecerá el riesgo sanguíneo y fortalecerá la rodilla.

Para ello, es importante seguir de forma correcta y constante los ejercicios indicados por el facultativo de la mano de un experto fisioterapeuta.

Entre los ejercicios que este podrá hacernos realizar serán ejercicios de flexo-extensión de la rodilla y la pierna, elevaciones del talón, ejercicios de cuádriceps o elevaciones de la pierna hacia delante y hacia atrás entre otros.

El tiempo de recuperación puede situarse entre las 3 semanas y las 4 meses y los 2 y los 6 meses en el caso de la práctica de deporte.

Si precisas de ayuda o mayor información acerca de la recuperación tras un caso de rotura del menisco, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámeme ahora
+
Llámeme
Call Now Button Ir arriba