fbpx
Fascitis plantar

Senderismo y fascitis plantar, qué hacer ante el dolor en el talón

Es posible que alguna vez, haciendo senderismo o trekking, hayas sentido un dolor en los dedos del pie o en el talón. Es algo más habitual de lo que podrías pensar, se trata de fascitis plantar.

Esta lesión es muy común entre deportistas y entre personas que disfrutan sus vacaciones caminando por la naturaleza y la montaña. En verano, su incidencia aumenta significativamente, al intensificarse la actividad y el número de individuos que practican este tipo de deportes.

Qué es la fascitis plantar

La fascitis plantar es una lesión que afecta a una estructura plana y fibrosa llamada fascia plantar. Esta abarca toda la superficie de la planta, desde el talón hasta los dedos y que, cuando se inflama, produce un intenso dolor.

En ocasiones, además de la inflamación, se produce un desgarro en el ligamento que complica algo más la recuperación y que es consulta habitual al fisioterapeuta.

Causas de la fascitis plantar

Las causas de la fascitis plantar pueden ser diversas, pero casi siempre se relacionan con la práctica de deporte y con sobreesfuerzos en los pies. Algunos de los factores desencadenantes de esta condición son los siguientes:

· Uso de calzado inapropiado o incluso de calcetines no apropiados para el calzado que llevamos puesto.

· Caminar o correr mucho tiempo por una superficie irregular.

· Caminar por la montaña, ya que el hecho de andar por pendientes genera una gran tensión en la fascia y puede producir sobrecarga.

· Esguince mal curado.

· Suelas demasiado rígidas que no permiten pisar de manera natural.

· Tener un pie cavo.

Síntomas de la fascitis plantar

Dependiendo del alcance de la lesión, los síntomas pueden ser más o menos intensos. Hay personas que solo sienten un ligero dolor en el talón, que remite cuando están en reposo, mientras que otras padecen un agarrotamiento en los dedos. Aún así, lo más habitual es notar:

· Fuerte dolor en el talón.

· Metatalsargia, o dolor en los dedos de los pies.

· Hinchazón.

· Leve enrojecimiento de la zona.

· Sensibilidad en el talón.

· Dolor al presionar la planta del pie, que se irradia hasta los dedos.

Fisioterapia para la fascitis plantar

En ocasiones se confunde la fascitis plantar con el espolón calcáneo, por lo que es importante tener un diagnóstico correcto. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mejores resultados se obtendrán.

La fisioterapia se ocupa del tratamiento de esta dolencia y utiliza técnicas manuales y mecánicas para:

· Alivio y disminución del dolor.

· Corrección de malas posturas o de mala pisada.

· Flexibilización de músculos con exceso de tensión.

Así mismo, el fisioterapeuta recomendará ejercicios para evitar que reaparezca la fascitis plantar.

Ejercicios para aliviar el dolor de la fascitis plantar

Algunos ejercicios pueden calmar las molestias y el dolor causado por la fascitis plantar. Si después de un intenso fin de semana de caminar por la montaña o si después de un entrenamiento notas algunos de los síntomas de esta dolencia, puedes tratar de relajar la zona con unas sencillas técnicas.

· Ejercicio de relajación de la fascia plantar: con la ayuda de una botella pequeña que esté muy fría, haremos rotaciones de esta con el pie descalzo encima. Gracias al masaje de la botella y al frío, se obtiene un alivio casi inmediato.

· Estiramientos de la fascia plantar: sentados en el suelo, con una rodilla flexionada y la pierna que nos duele estirada, tiraremos del pie hacia nosotros con la ayuda de una toalla o una goma grande.

Si te duelen los pies puedes estar sufriendo fascitis plantar. Esta dolencia tiene solución mediante fisioterapia. Llámanos y consúltanos, podemos ayudarte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámeme ahora
+
Llámeme
Call Now Button Ir arriba