pilates para embarazadas

Pilates para embarazadas: Cuándo practicarlo y beneficios

Muchas mujeres que han sido practicantes de ejercicio físico antes de quedar embarazadas suelen abandonar la práctica de deporte debido al miedo que que ello pueda producir problemas al feto. Sin embargo, el ejercicio moderado es siempre un aliado para nuestra salud y existen diversas actividades que además de poderse realizar en esta etapa, pueden aportar grandes beneficios no solo a la madre, si no también al bebé y facilitar el parto. Una de ellas es el Pilates para embarazadas.

Desde CRF Montigalà, clínica de recuperación y rehabilitación en Badalona os explicamos qué es el Pilates para embarazadas, cuáles son sus beneficios y qué consideraciones se deben tener en cuenta antes de practicarlo.

¿Qué es el Pilates para embarazadas?

El Pilates para embarazadas es una aplicación concreta del Pilates, que sigue en la mayoría de los casos sus bases y técnicas, pero que puede presentar ciertas adaptaciones debido al estado de gestación de las practicantes.

El Pilates es una disciplina física desarrollada por Joseph Pilates hacia los años 90, la cual se basa en la creencia de que existe una relación directa cuerpo-mente y que consta de 34 ejercicios anaeróbicos combinables entre ellos y que se basan en los siguientes principios básicos: concentración, control, fluidez, precisión, respiración y centro.

¿Qué beneficios tiene el Pilates para embarazadas?

El Pilates tiene como objetivo potenciar el cuerpo y ejercitarlo, y gracias a su técnica relajada y baja intensidad es ideal para mujeres embarazadas. Si bien, la tonificación y fortalecimiento corporal son beneficios importante, esta cuenta con gran cantidad de beneficios, que pasamos a detallar:

  • Alivio de dolores al fortalecer la musculatura.
  • Trabaja la estabilidad pélvica y mejora el estado del suelo pélvico
  • Mejora la coordinación y el equilibrio y reeduca postura.
  • Fortalece los músculos abdominales y pélvicos y ayuda a la colocación del bebé.
  • Reduce los prolapsos y la incontinencia.
  • Ayuda a controlar la respiración.
  • Induce a la relajación y al descanso.
  • Contribuye al autoconocimiento.
  • Esculpe la figura.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de practicar Pilates durante el embarazo?

Aunque el Pilates es un ejercicio de intensidad baja y que cualquier persona sin experiencia previa puede realizar, existen algunas consideraciones a tener en cuenta para salvaguardar la salud de madre y bebé.

Es importante considerar que si se ha sido sedentaria o se ha realizado muy poco ejercicio físico es recomendable empezar la práctica al finalizar el primer trimestre, puesto que este es el más riesgoso.

Si por el contrario, ya se ha practicado Pilates u otros deportes, se  podrá practicar en cualquier momento, aunque siempre con precaución.

Otro aspecto fundamental es recibir la aprobación del médico o ginecólogo para realizar la práctica, puesto que es mejor evitarla en embarazos de riesgo.

Finalmente, otro aspecto a tener muy en cuenta es asistir a clases donde nos aseguremos que el monitor dispone de conocimientos para adaptar los ejercicios al Pilates para embarazadas y sabe trabajar con ellas o cuenta con formación médica.

En CRF Montigalà contamos con un equipo especializado en Pilates. Si estás interesada en Pilates para embarazadas o precisas de mayor información, no dudes en ponerte contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MONTIGALÁ CENTRE DE RECUPERACIÓ, S.L. como responsable del tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu participación a nuestro blog informativo. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad

LLÁMAME
+
¡Llámame!
Call Now Button